dijous, 29 de gener de 2009

El vertigen del trapezista al blog Paranoia 68

El vertigen del trapezista al blog Paranoia 68:
.
"Siempre nos quedará una imagen" "de una pesadilla u otra". Todavía recuerdo con exactitud el día en el que, mientras "asustábamos gaviotas", me vinieron a la cabeza "sombras antiguas". Recuerdo el momento en el que me asaltó un hombre con "corazón de piedra" y "demasiadas grietas" en su interior. Intenté aguantar con "firmeza" "cuando la máscara se volvió cara" . La "incertidumbre" fue brutal. Os lo aseguro.

Mientras corría hacia "la montaña más grande del mundo" "buscando" refugio tuve la suerte de encontrarme con "El Barbas", siempre "con una sonrisa en la boca", dulce como las "almendras garrapiñadas". Me dijo que lo mejor era "cerrar los ojos y continuar", que me tomara un "tiempo de reposo", que hiciera una "pausa" para "matar la añoranza". A veces es mejor dejar de pensar en "las cosas que no cambian". Todo era fruto de mi imaginación.

Paula se ha ido y no volverá. Tengo que empezar a asumirlo. Todavía recuerdo "el vestido" que llevaba cuando dijo que me dejaba, de "color de papel de plata". Todavía recuerdo el último día en el que estábamos "uno arriba y el otro abajo": yo en el primer piso y ella en el sótano. No la odio. A Paula "no le gusta ser rencorosa", es buena como "un trozo de pan".

Subió y me dijo que en mi vida había "demasiados personajes". Estaba harta de oirme hablar de "el hermano preferido", de "la vida y el río", de que siempre me moviera más cerca de la ficción que de la realidad. Lo único que hacíamos juntos y a gusto era desayunar: "a veces una ensaimada, a veces un croisant". Tampoco soportaba que le hablara de "la mosca" que me seguía a todas partes y que le contara historias sobre "monedas o el indeciso rodar de los años" . "Cuando todos pierden", y yo el primero, no hay nada que hacer.

"Epilogo": "El vértigo del trapecista" es un "regalo inesperado": el "último paraíso" literario por el que he pasado.

*He escrito este post a partir de los títulos de las 34 narraciones breves de "El vertigen del trapezista", de JESÚS M. TIBAU. El libro tiene 123 páginas y está publicado por Cossetània. ¡Os lo recomiendo encarecidamente! Es una lástima que, de momento, sólo pueda leerse en catalán (los títulos los he traducido yo. Espero que al autor no le parezca mal). En la vida, por unos motivos u otros, siempre estamos sobre la cuerda floja... como un trapezista. Gracias Jesús M.

Cap comentari:

Publica un comentari